_MG_6468.jpg

Canon EOS 7D. Sigma 150/2,8 macro. Vel.: 1/100 a f5,6. ISO 100 (a pulso)

Las hembras, como en este caso, son algo más discretas careciendo del azul intenso que da nombre a la especie

 

A pesar del valor importantísimo que desempeñan estos pequeños insectívoros en nuestros ecosistemas, en otra época, antiguas creencias de tipo religioso no les hicieron ningún favor ya que se les atribuyeron asociaciones nada menos que con los demonios. Lejos de oscuras leyendas, hoy en día se encuentran bajo otra amenaza bien diferente; la destrucción sistemática de los lugares que constituyen su hábitat natural.

Os adjunto un texto que me ha parecido curioso, extraído de una Web que habla sobre la mitología cántabra.

“Los caballitos del diablo son siete y parecen grandes libélulas, pues tienen alas larguísimas y transparentes, con las que vuelan velozmente por el cielo de las noches cántabras. Van siempre todos juntos y son cabalgados por siete demonios. Sus ojos relumbran como brasas, resoplan por las narices como el viento, arrojan inmensas llamaradas por la boca, llevan en las patas unos fuertes espolones y, cuando huellan el suelo con sus cascos, dejan unas marcas que no se borrarán nunca, aunque sea en la roca.

Son muy malos para los montañeses, pues se dedican a quemar o pisotear los campos de mieses.

En Cantabria es tradición en la mañana de San Juan acudir al monte a buscar tréboles de cuatro hojas, pero esto resulta muy difícil, porque la noche anterior los caballitos del diablo se han dedicado a destruir todos los que hayan encontrado. Pero si alguien a pesar de todo consigue encontrar uno de estos raros tréboles, le serán concedidas las tres gracias de la vida:

Vivirá cien años.

No sufrirá dolores en toda la vida.

No pasará hambre.

Resistirá con ánimo sereno cualquier contrariedad.”

 

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Spanish Basque English

Contacto

Manu Océn

emailButton info@manuocen.com

con tel 651 701 975

Sígueme

Indice

© Manu Océn 2014. Todos los derechos reservados.