AA 2783.1

 

Utilizar las sombras en la fotografía suele ser un recurso común, aporta formas y relieves resaltando texturas que de otra manera nos pasarían desapercibidos. Cuando trabajas con ellas en un segundo plano, destacan formas sutiles o por el contrario, adquieren un total protagonismo en el momento en que el contraste es mayor, es decir, cuando hay una gran diferencia entre las luces y las sombras. Este efecto crea una imagen más dura, más dramática, y por este motivo requiere del fotógrafo un esfuerzo creativo extra ya que no todas las fotografías funcionan. Es lo que se llama “Fotografía en Alto Contraste”.

 

 AA 8739

 

Jugar con luces y sombras con el fin de hacerlas protagonistas de nuestra imagen final es un reto interesante que te exige cambiar el chip. Obligatoriamente estás forzado a mirar de otra manera ya que tienes que abstraer el color de la ecuación, que generalmente suele ser el protagonista. Con esto no digo que necesariamente se tenga que fotografiar en blanco y negro, solo que hay que intentar relegarlo a un segundo plano. Hay muchas y muy buenas fotos en Alto Contraste en color.

 

 AA 8991

 

Aun así y claro, desde mi particular punto de vista, donde las luces y las sombras se desenvuelven a las mil maravillas es en blanco y negro. Bueno, pero como ya sabéis, “para gustos se hicieron los colores”.

 

 

 

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Spanish Basque English

Contacto

Manu Océn

emailButton info@manuocen.com

con tel 651 701 975

Sígueme

Indice

© Manu Océn 2014. Todos los derechos reservados.